Cosas para tener en Consideración Antes de Comprar un Seguro de Vida

Things to take into Consideration Before you Purchase a Life Insurance

Un seguro de vida no es el misterioso desconocido al que algunas personas pueden ver con miedo y terror. Por el contrario, un seguro de vida es simplemente un contrato entre usted (el asegurado) y una compañía de seguros, en el que usted accede a pagar a la compañía de seguros las primas en conformidad con los términos de su póliza. A cambio, tras su muerte, la compañía de seguros accede a pagar la cantidad que usted eligió como beneficio por fallecimiento a la persona que designó como su beneficiario.

El dicho dice “Los seguros de vida son para los vivos”, y es verdad. Más allá de la posible sensación de satisfacción por haber dado un paso hacia el cuidado del bienestar financiero de sus seres queridos en el futuro, es posible que el asegurado no obtenga ningún otro beneficio. El propósito de un seguro de vida es ayudar a proteger el bienestar financiero de seres queridos o aquellos quienes se verían adversamente afectados por su muerte. La incertidumbre financiera por sí sola es lo suficientemente mala, pero no es necesario sumarla al estar en duelo por la pérdida de seres queridos durante uno de los peores momentos de sus vidas.

Un seguro de vida no es igual para todos

Aquellos que no estén familiarizados con los seguros de vida tienden a pensar que es solo una cosa determinada, pero no lo es. Existen dos tipos básicos de seguros, de vida permanente y de vida a término, además existen variaciones dentro de esas categorías; no todas las pólizas de vida permanente son iguales y no todas las pólizas de vida a término son las mismas. Tanto las pólizas de vida permanente y de vida a término pueden jugar un rol en su plan financiero a largo plazo.

Seguro de Vida a Término

El seguro de Vida a Término está diseñado para ayudar a proporcionar protección financiera durante un período de tiempo específico, por ejemplo, 10 o 20 años. Si usted fallece antes de que termine el plazo de esa cobertura, el beneficio por muerte, si es pagable bajo los términos de su póliza, es pagado a su beneficiario. Si usted sigue con vida al finalizar el plazo, dependiendo del tipo de póliza que compró, la cobertura finaliza o es posible que pueda renovar la póliza por otro plazo.

Seguro de Vida Permanente

Con un seguro de vida permanente, usted continúa pagando las primas en su póliza hasta que fallece, en ese momento la aseguradora paga el beneficio por muerte (si es pagable bajo los términos de su póliza) a su beneficiario. Algunas pólizas de seguros de vida permanente tienen un valor en efectivo o características adicionales.

Puede que se pregunte a usted mismo qué tipo de seguro de vida necesita o cuánto de cuál o si necesita ambos, pero estas no son realmente las preguntas que se debe hacer. La pregunta importante es: ¿Cuáles son sus necesidades y objetivos financieros?

Existen cuatro necesidades financieras básicas a las que se podrían enfrentar las familias ante la muerte de una persona que gana ingresos:

  • Gastos Finales:Ayudan a cubrir costos funerarios y entierros, pero también podría ayudar a pagar deudas pendientes como facturas médicas, u otras deudas que el fallecido pudiese haber acumulado.
  • Reemplazo de Ingresos:Cuando una persona que gana ingresos en la familia ya no esta presente, puede causar que la familia tenga dificultades para alcanzar los gastos continuos y diarios de los que se encargaba el fallecido. .
  • Hipoteca:Usualmente, el hogar es el activo más grande y el mayor gasto que tienen la mayoría de las familias.
  • Educación:Todos queremos lo mejor para nuestros hijos. Un seguro de vida puede ayudarle a separar fondos para cubrir el alto costo de una educación de calidad si usted ya no esta presente.

El seguro de vida no es un “todo o nada”.

En estos momentos, usted puede estarse preguntando cuánto va a costar todo esto. Puede que ya haya decidido que no puede costearlo ¡antes de incluso saber el precio real! Bueno, usted no es el único. Las personas tienden a pensar que cuesta mucho más de lo que cuesta realmente. De hecho, las personas tienden a estimar que el costo es más de tres veces mayor de lo que realmente es.1 Cuando considera que la razón principal para no comprar un seguro de vida es que es demasiado caro, sobrestimar el costo real de la cobertura puede disuadir a muchos de comprarlo.1 No tener suficiente cobertura puede traer consecuencias severas para muchas familias estadounidenses. Cuatro de cada 10 hogares sin ningún tipo de seguro de vida dicen que tendrían problemas inmediatos al momento de pagar los gastos cotidianos si la persona principal que gana ingresos falleciera.1

Nunca habrá mejor momento que el presente para comprar un seguro de vida. Los dos factores más grandes que determinan el costo de un seguro de vida son su edad y su estado de salud. Todos nosotros hemos envejecido un poco durante el tiempo que le ha tomado a usted leer la oración anterior, y una buena salud no se le puede garantizar a nadie. Consulte a un profesional de seguros acreditado acerca de sus circunstancias actuales, necesidades, presupuesto, y objetivos. Su agente lo puede ayudar a escoger el tipo(s) de cobertura de seguro de vida que coincida con sus necesidades y presupuesto.

Si resulta que la cobertura que ha propuesto su agente es más de lo que se siente cómodo para usted, su agente le puede ayudar a adaptar al menos algo de cobertura para ayudar a proteger a su familia. Siempre puede comenzar poco a poco y agregar cobertura adicional más adelante, mientras mejora su condición para pagarla.